PASAJERO

Radio para el mundo, desde México.

Radio global, desde México. Música, viajes, arte, cultura, sabores y colores del mundo. PASAJERO Radio.

Viajando con Ojos de Cultura: La fuerza de los elementos; Holanda

“Las barreras entre el Arte y la Ingeniería existen solo en nuestra mente”. 
Theo Jansen

Por Paola Calderoni: @CalderoniBlog


Basta estar consiente de nuestro entorno, para crearnos un espacio de expresión propio.

Un espacio tanto real como sensorial, que te envuelve en todos los sentidos para ser partícipe de tu experiencia. Todo el entorno se involucra e interactúa contigo, ya sea de una forma directa o indirecta; pero ahí está latente… siempre presente.

Encontraras que el clima, la geografía, las costumbres, la historia y hasta el idioma, nos hace únicos y cada uno de estos elementos influye en nuestro desarrollo, y por ende, crean condiciones muy particulares para el desarrollo de la expresión del Arte en cualquiera de sus formas.

Así, nuestro lugar de origen y nuestro entorno nos inspirará a comenzar a observar y plasmar lo que nos rodea. Nuestro proceso creativo, de interacción social, desarrollo de costumbres, lenguaje etc… se habrá visto influenciado por el espacio geográfico en el que nos tocó crecer.

Lo que vemos, olemos, tocamos, escuchamos y lo que nos rodea es parte de la inspiración a nuestra expresión y coincidiremos en mucho con nuestros compatriotas o de regiones geográficas afines.

Esa es la belleza de viajar. El salir de nuestro Universo y adentrarnos en el de junto; en uno que sin duda será completamente diferente al propio. Se podrá encontrar semejanzas por supuesto, pero son las diferencias las que hacen que la experiencia sea enriquecedora.

Holanda por ejemplo, es un país singular en ese sentido. Su condición geográfica completamente llana, sin montañas ni grandes elevaciones (más que alguna que otra duna de arena en las zonas de las costas) ha sido inspiración para un gran número de sus artistas. Escenas de cielos abiertos, con un horizonte lineal y marcado sin obstrucciones geográficas.

El paisaje, fue un género que fascinó a los artistas particularmente del siglo XVII, época durante la cual se realizaron obras que describen escenas de una Holanda real, y de su geografía particular.

Obras pintadas con la perspectiva desde el ras del suelo, con horizontes muy bajos que recalcan aún más los cielos amplios y las formaciones de nubes imponentes que se aprecian en esa región.

El clima.

El cielo.

La luz.

Elementos que hacen que las obras pictóricas de esa región sean tan fácilmente identificables, como los inconfundibles “claroscuros” (término de la técnica de pintura de origen flamenco, iniciado durante el Cinquecento), de Vermeer o Rembrandt, quienes reflejaban escenas cotidianas con la luz blanca y directa de esos cielos tan abiertos, en contraste con las sombras de interiores, creando así dimensiones y moldeando relieves

 Johannes Vermeer, " La Lechera" ( 1658-1660).

Johannes Vermeer, " La Lechera" ( 1658-1660).

 

Solomon Van Ruysdael. "Vista de Deventer desde el noroeste" (1657).


El viento.

En Holanda, no hay elemento de la naturaleza que juegue un papel más relevante que el viento; que  crea, destruye e inspira. 

Rodeados por el mar, y con amplios ríos y lagos, los fuertes vientos que fortalecen al agua que los rodea, han causado que debieran estudiarlo y vencerlo para sobrevivir. Una cuarta parte del país se encuentra bajo el nivel del mar (el mismo aeropuerto Schiphol sin ir más lejos), y han tenido que ser muy ingeniosos para ganarle terreno a este poderoso dúo.

Bien dice el proverbio tan conocido: “Dios hizo al mundo y los Holandeses, Holanda”.

Ese elemento de la Naturaleza tan imponente, los llevó a desarrollar su poderío naviero, sus elaborados diques, en su época los molinos, y hoy en día sus construcciones de ingeniería civil de vanguardia.

En este mundo nace el aclamado Artista Holandés Theo Jansen, quien expuso sus piezas hace poco en México en el Laboratorio de Arte Alameda.

Este artista de 68 años estudió Física en la Universidad de Delft, antes de convertirse en pintor, y para el año 1990, unió distintas disciplinas y creó lo que él  llama “una nueva naturaleza”…piezas de Arte cinéticas.

Esculturas con movimiento, tomando como base la cinética; rama de la mecánica que estudia el movimiento.

Theo Jansen  ha creado obras de arte plástica dinámica, que no solo representan el movimiento, sino que realmente pareciera que tiene vida propia y los llamó “Strandbeesten” (animales de playa).

Así como tantos otros artistas antes que él, Theo Jansen tomó inspiración de los elementos particulares de su entorno para su inspiración.

Sus Strandbeesten son esculturas creadas con materiales ligeros, en su mayoría tubos de PVC, que son capaces de moverse solas, ya que sus articulaciones son impulsadas por los fuertes vientos de las playas Holandesas.

El Artista dice que como cualquier ser viviente, sus criaturas irán evolucionando. Parte de su estructura es capaz de almacenar la presión del aire y utilizarla para moverse en ausencia del viento, sus articulaciones son capaces de detectar obstáculos como el agua o la arena suave e inestable y cambiar de dirección si es necesario.

Dentro de su mundo de animales de playa, ha logrado que uno de sus “seres” pueda anclarse a la tierra cuando detecta una tormenta o vientos que amenacen su estabilidad y equilibrio.

Su creador los ve como seres vivos, como entes con espíritu, mente y determinación propia, y en el futuro, espera poder liberarlos en las playas para que vivan como una manada.

Este Artista ha tomado lo que lo rodea, y creado un mundo nuevo con sus obras, y sostiene (según sus propias palabras) que: “Las barreras entre el Arte y la ingeniería existen solo en nuestra mente”.


Fotografías que tomé en la Exposicón "Asombrosas Criaturas" de Theo Jansen en el Museo Laboratorio Arte Alameda, CDMX.


Este video es una muestra del trabajo de Theo Jansen.